Saturday, August 24, 2013

Estudiante, Docente, Administrador y Senador Académico: 31 años por CORA

          
            En agosto de 1982 pasamos a ser estudiante universitario del sistema de la Universidad de Puerto Rico. Las opciones de estudios eran el Recinto Universitario de Mayagüez y CORA. Nuestros progenitores deseaban una buena educación universitaria e indicaban que estando en CORA estaba cerca de la casa. Asi el poder familiar hizo su agosto y el tiburón pasó a ser el alma mater. 
            En verano se procedió con el proceso de documentación y la semana de orientación a los prepas. Varias fueron las experiencias: era poco el estudiantado procedente de Moca en el recinto y conocer gente en igualdad de condiciones. Otra experiencia fue que el último día de la semana de orientación se preparaba un espectáculo de talento (talent show) con el objetivo de interactuar.
            Entre compañeros se regó la habilidad de cantar y bailar que poseíamos. Entonces un grupo de amigos (entre ellos Enrique Acevedo, compañero hoy día en la UPR Aguadilla) promovieron que hiciéramos una parodia del fenómeno internacional Menudo. La parodia era los “Peludos” (obviamente en plena descripción de nuestro cabello largo). “Peludos” entró por el anfiteatro A 100 como “los ídolos de CORA”. Cantaron Súbete a mi moto y dos más. Al final la canción cierre del programa de Menudo nos tocó interpretarla: El momento más triste.
            Así iniciaron las clases y el programa asignado fue de traslado en Ciencias Políticas en el Departamento de Ciencias Sociales. La primera clase fue Introducción a las Ciencias Sociales I en el salón B 103 con la profesora Hilda Vera Cerezo. Luego pasaba a biología con la profesora Ana Ruiz de Nieto, humanidades con el profesor José Maldonado Beltrán y en la tarde español con la doctora Judith Diez Herencia. Estos nombres permanecen hoy día en el 2013.
            En el segundo año académico el profesor Ricardo Villalón identificó habilidades de liderato entre su estudiantado e invitó a varios para crear la organización estudiantil que se nombró Círculo de Estudiantes de Ciencias Sociales. Esta paso a ser la primera organización estudiantil que hubo en el Departamento de Ciencias Sociales.   
            Para el estudiantado de este departamento, se interrumpen los años en CORA al llegar el traslado a otros recintos. Fue en el Colegio de Mayagüez donde obtuvimos con honores el Bachillerato en Ciencias Políticas. De inmediato comenzaron los estudios graduados y terminando los mismos se recibieron las invitaciones del Programa de Educación Continua de CORA para impartir un curso de Guías de Turismo. Muchos desconocen nuestra preparación académica y certificación de guía turístico. Regrasamos a CORA en 1990 como profesor de educación continua mientras se impartía clases en el EDP College y el Colegio Bénnédict.
            El primer semestre del año académico 1995-1996 se recibió una llamada del Departamento de Ciencias Sociales a presentarle una hoja de vida, pasar por una entrevista y luego llegó un contrato a tiempo completo como docente comenzando en enero 1996. Trabajar con quienes habían sido nuestro ejemplo académico fue lo maximo. Componían la facultad departamental el colega y amigo Leonardo López López (Director del Departamento), la profesora Hilda Vera, Prof. Ricardo Villalón, Dr. Julio Montalvo, Dr. Guillermo Irranzo, Prof. Fernando Padrón y la Profa. Angela Gaud. En licencia estaba el Prof. Roberto Vargas. La transformación de estudiante a docente.
            Como experiencia significativa, el primer curso a impartir era en el salón B 103. El mismo donde se inició la carrera universitaria 14 años atrás. Las diferencias estaban plasmadas en las instalaciones físicas del salón como el aire acondicionado y pizarras de marcadores, los departamentos de Ciencias Sociales y Humanidades estaban separados y en adultez. Entrar al salón fue mágico. Transportarse al pasado se manifestó con mudez. Los y las “nuevos chicos universitarios” observaban extrañados lo que ocurría. Desconocían lo explicado y hoy se enteran. En la segunda clase había más concentración a pesar de los recuerdos y, con la responsabilidad adjudicada, teníamos que dar lo mejor. Un día que perdurará para la eternidad.
            Recibir un contrato a tiempo completo hasta mayo del 1997 sonaba magnífico, pero conllevaba otras responsabilidades inherentes a la docencia, como los comités de trabajo. Un cambio en la dirección del Departamento trajo a Ricardo Villalón, quien conocía la experiencia en el Círculo de Estudiantes de Ciencias Sociales, nombrándonos como consejero de la organización estudiantil PRAXIS. Fue el Dr. Julio Montalvo quien le reorganizó y le renombró para el 1994-95. Por lo tanto, representaba un reto darle continuidad a los objetivos y metas que se habían trazado.
            En 1997 reiniciamos la carrera académica estudiantil con un segundo grado de maestría que termino en el 2001 con concentración en Sociología. La primera fue en Relaciones Laborales. El respaldo de colegas en el área de sociología fue extraordinario ya que se aplicaba la Teoría de la Infraclase a la realidad social puertorriqueña. De hecho, se recibieron invitaciones internacionales para estudios sobre ese tema. No obstante, el compromiso estaba y está con CORA.
            El cambio administrativo en el sistema de la Universidad de Puerto Rico en el 2002, tuvo sus efectos en CORA. El profesor Pablo Rodríguez Rosado fue nombrado Rector Interino y luego en propiedad. El profesor Rodriguez comenzó un proceso de consulta para nombrar su cuerpo académico-administrativo. Sorpresivamente se gestó un movimiento con respaldo docente, no docente y estudiantil a uno de los decanatos sobre nuestra persona. Después de un proceso de consulta, en junio de 2003 se recibió una llamada desde Rectoría, donde nos citaban para dialogar.
            De la conversación surgió el respaldo en las entrevistas y cartas de recomendación para ocupar un puesto administrativo. Se preguntó sobre la disponibilidad de asumir un cargo y se procedió con un trasfondo de la experiencia en CORA (muchas de ellas están presentes en este ensayo) haciendo hincapié en que, si era necesario ser parte de la responsabilidad  histórica, contara con el respaldo. Meses después llegó la llamada donde el Rector nos comunica que presentó nuestra nominacion a la Junta de Síndicos para Decano de Asuntos Administrativos. Solicitó se mantuviera el hecho en discreción hasta el martes de esa semana.
            La confirmación de la Junta fue el 1 de septiembre de 2003 como Decano de Asuntos Administrativos y la juramentación el 4 de septiembre en el anfiteatro A 100. El mismo lugar donde 21 años previos se presentaron los “Peludos” y 20 años se cantó Quiero tener un millón de amigos. La transformación de docente a administrador.
            Eran inexpicable las razones del por qué en el Decanato de Asuntos Administrativos, si la formación y experiencia en CORA había sido con estudiantes. La contestación era la misma: “algún día lo sabrá”. Fueron tres años y cuatro meses como Decano de Asuntos Administrativos con las altas y bajas del cargo que desempeñabamos. Hubo personas que establecieron menos de tres meses en el cargo y otros apostaron a menos de un año. Varias gestiones se realizaron como fortalecer el sistema del cuadro telefónico, continuar las labores para culminar la biblioteca Enrique Laguerre que estaba estancada, crear nuevos espacios de estacionamientos, comenzar las mejoras de los baños en departamentos y oficinas; evitar conflictos laborales; establecer un plan de ahorros en los gastos, iniciar la gestiones de construcción del salón de música, construir dos salones de clases en el Departamento de Ciencias Sociales; la instalación de cisternas en todos los edificios académicos, entre otros. Tratar de hacer bien la gestión.   
            Cuando todo aparentaba estar por buenos caminos, en junio de 2006 nuestro progenitor sufrió un segundo ataque al corazón, a tal magnitud que hubo que revivirle. Las labores profesionales y académicas eran secundarias o terciarias a las familiares. Una reunión con el Rector marcaba el inicio del proceso de renuncia al puesto de Decano por la razón mencionada. El profesor Rodríguez comprendió las razones pero necesitaba informar que había sometido los documentos para su retiro en un par de semanas, fuimos la primera persona en el Recinto en saberlo y deseaba mantenerlo en discreción hasta que se hiciera público. Su ayudante ejecutiva también se iba a retiro. Solicitó aguantar la renuncia hasta después de su retiro porque no se iba a observar con buenos ojos ambas cosas al unísono. La discreción se mantuvo según solicitado.
            La Profa. Diana Ruiz asumió el cargo de rectora interina en lo que se nombraba una persona en propiedad. Una vez en el cargo hubo una reunión con ella con relación a la renuncia. Sostuvo que sería impropia la renuncia en la inmediatez de su nombramiento y solicitó mantener en discreción la misma. Desde julio a noviembre del 2006 se procedió discreto. Entonces se presentó la carta de renuncia efectiva el 31 de diciembre de 2006.
            Retomando el espacio natural en el Departamento de Ciencias Sociales, comenzaron a llegar los retiros de los colegas Ricardo Villalón e Hilda Vera. Había que escoger un senador académico para representar a Ciencias Sociales. Nuevamente la responsabilidad histórica nos llevó al Senado Académico desde enero de 2011 hasta el presente y, más tarde, el Representante Claustral del Senado ante la Junta Universitaria en la Presidencia de la UPR.
            La carrera académica inició en CORA hacia un bachillerato. Con dos grados de maestría y uno doctoral, el orgullo de terminar la vida profesional académica en CORA es vista con esperanza. Una experiencia que proviene como estudiante (1982 hasta el 1985), docente (1990 al presente), administración (septiembre de 2003 a diciembre de 2006) y Senador Académico (enero de 2011 al presente). La vida en CORA ha sido en todos los sectores que puede estar un individuo dentro de esta extraordinaria institución. Esperemos al futuro.   


           

3 comments:

Nelson Arnaldo Vera Hdez. said...

prueba

Xavier Lopez said...

Leí el artículo sobre su vida en CORA "wao" enverdad que ha sido muy interesante y curiosa el ver como se pde decir que ha pasado media vida en CORA. ¿Cuando comenzó en Cora se veía en el futuro siendo profesor o siendo uno de los profesores más conocidos en todo el recinto?

Att:Luis Xavier Sec. 1:00-2:00pm

Nelson Arnaldo Vera Hdez. said...

Xavier:

Sí, desde que inicié la carrera observé la academia como mi futuro. A Dios gracias, que me ha permitido ser parte de esta facultad.

Saludos.

Vera